Alimentémonos de productos “vivos”

1416913958_478921_1416914089_noticia_normalLa base de la alimentación es completamente orgánica: comienza con la leche materna y debiera seguir naturalmente con las frutas, verduras, hierbas, cereales, legumbres, aceites y semillas.

Todo lo que nos presenta el mercado como comidas envasadas, enlatadas y congeladas contienen químicos y toxinas (aditivos, preservantes, colorantes, realzantes de sabor, además de hormonas y antibióticos en el caso de los productos animales).

Tips:

  • Una dieta equilibrada contiene: brotes/germinados, frutas, verduras, hierbas, cereales, legumbres, frutos secos, algas, setas, aceites y semillas. La proteína animal es una opción personal.
  • Evitar los alimentos manipulados y preferir los naturales (leer etiquetas, si contienen demasiadas cosas que no podemos ni pronunciar, desecharlos).
  • Eliminar el azúcar refinada y endulzar con alternativas: miel, stevia, jarabes de maple y ágave. Para jugos sirven dátiles, pasas, damascos turcos. El azúcar rubia generalmente está teñida, preferir el azúcar de caña, la panela y chancaca.
  • Bajar el consumo de harinas blancas y sus derivados, preferir las harinas integrales, de centeno, de semillas, de legumbres y de cereales, que aportan fibra y no son 100% carbohidratos que nuestro cuerpo procesa convirtiéndolos en azúcar.
  • Existen muchos tipos de harinas que reemplazan las de trigo (de chía, de linaza, de arroz, de maíz, de avena, de garbanzos, etc.) que además son nutritivas.
  • Cambiar la sal refinada / yodada por sal de mar o rosada. (la sal refinada contiene metales pesados y sacarosa, la sal de mar y rosada aportan minerales esenciales para el organismo).
  • Bajar el consumo de productos lácteos. La lactosa es el azúcar de la leche, que además nuestro organismo adulto ya no procesa ni digiere de manera correcta, provocando indigestiones, inflamaciones y alergias.
  • Evitar calentar los aceites y consumirlos crudos (para calentar, usar el aceite de coco, es el mejor ya que no se transforma en toxina al calentarse. Para ensaladas usar los de oliva, palta, nuez, sésamo (extra virgen, de prensado en frío) y las semillas que contienen aceites naturales.
  • Alimentarnos con vegetales vivos, brotes y germinados (crudos en ensaladas, en jugos, etc.) para que nuestro organismo reciba enzimas, nutrientes, minerales y proteínas naturales, de fácil asimilación para nuestro organismo (en el caso de brotes y germinados, porque aportan muchos más nutrientes en su estado de crecimiento).
  • “Activar” las almendras y nueces (remojarlas 6-8 horas en agua, colar y secar) antes de consumirlas ya que su aporte nutricional y sabor crecen. Así como también se liberan de sus anti nutrientes en el remojo (eliminar aguas de remojo).

La alimentación está en completa relación con nuestra salud. Si queremos mantenernos sanos y con energía, alimentémonos de productos “vivos” como: vegetales, cereales integrales y aceites no calentados, de manera que nuestro organismo reciba enzimas, nutrientes, minerales y proteínas naturales, de fácil asimilación para nuestro organismo.

Si estamos mal alimentados, nuestro sistema inmune será débil.

Al momentos de comer, pensemos qué nutrientes estamos escogiendo “la comida es un alimento” que aporta nutrientes a nuestro organismo, para hacer funcionar nuestro cuerpo y órganos de manera correcta, libres de enfermedades.

Beneficios de las Proteínas Vegetales:

  • Son menos acidificantes para nuestra sangre,pues van acompañadas de más minerales.
  • La vitalidad de la carne baja al momento de digerirse mientras que las proteínas vegetales duran hasta semanas sin perder vitalidad,por eso no se pudren sino que fermentan en los intestinos.
  • Contienen menos grasas y son insaturadas (beneficiosas para la salud)
  • No contienen colesterol
  • Tienen fibra y benefician la digestión
  • Sobrecargan menos el hígado y los riñones
  • Son más baratas para nuestra economía y la del Planeta

El Calcio se fija consumiendo vitamina D, presente en el sol (recomendable tomar 10 minutos de sol diarios, sin bloqueador) y consumir huevos.

El hierro se fija consumiendo Vitamina C, presente en cítricos como frutas y verduras (berries, kiwi, pimentones, verduras de hojas verde oscuro, tomates, etc.)

Al momento de cocinar, elijamos materias primas nobles, ya que el alimento es la energía que nuestro cuerpo necesita para funcionar.

Si mantenemos un buen equilibrio en nuestra alimentación diaria, gozaremos de más energía, mejor salud y muchos beneficios más.

Y no olvidemos que las emociones también nos nutren –y también nos enferman- y si aprendemos a observarnos, a escucharnos, mantendremos esa armonía necesaria para funcionar bien.

¡Cocinar con cariño, éste es otro buen ingrediente!

polla

By “La Caserita Roja” – Polla Trujillo

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *